miércoles, 23 de octubre de 2019

Destacados de Iconoclasta 3


Semen Cristus


Tractatus pettiness



Ganchos

martes, 22 de octubre de 2019

De crisis climáticas

Sobre el 379 d. C. 

"El mundo estaba entrando en un periodo de cambio ecológico. En Europa, ese cambio se manifestó en el aumento del nivel del mar y la llegada de la malaria a la región del mar del Norte; en Asia, en la pronunciada reducción de la salinidad del mar de Aral desde comienzos del siglo IV, la aparición de una vegetación marcadamente diferente en las estepas (demostrada mediante análisis de alta resolución del polen) y nuevas pautas del avance de los glaciares en la cordillera de Tian Shan. Todos esos fenómenos constituyen alteraciones fundamentales que demuestran el cambio climático que estaba teniendo lugar a nivel mundial. Las consecuencias fueron devastadoras, como atestigua una extraordinaria carta escrita a comienzos del siglo IV por un comerciante sogdiano y hallada cerca de la ciudad de Dunhuang, en el oeste de China. El mercader refiere a sus colegas comerciantes que la escasez de comida y el hambre han causado grandes estragos; tal ha sido la catástrofe que ha caído sobre China que apenas puede describirse. El emperador había huido de la capital y prendido fuego a su palacio antes de marcharse; las comunidades de comerciantes sogdianas habían desaparecido, barridas por el hambre y la muerte."

("El corazón del mundo: Una nueva historia universal" de Peter Frankopan)

El tasajo


No entiendo porque coño es necesario un forense para trasladar el tasajo de Franco a otro vertedero.
¿Tal vez se pretende certificar que la momia no ha sido o será sodomizada?
Continuando con la “franquicia” (me parto): ¿Acaso se han agotado en Amazon los furgones funerarios? ¿Hay riesgo biológico por su transporte terrestre? ¿Por qué un helicóptero? ¿Hay drones para transporte más baratos, silenciosos y menos contaminantes?
¿Aloja un virus el tasajo y por ello es necesario cubrir la exhumación con una carpa?
El traslado del tasajo: ¿Es la representación teatral de una obra hasta ahora inédita de Kafka?

Destacados Iconoclasta 2


El hombre sierpe


Sexo en el Sistema Solar


No existe el año nuevo

domingo, 20 de octubre de 2019

Mi ventana


Tiene vistas a la nada, o a la mediocridad que es lo mismo.
O peor…
A veces me reflejo en ella y soy unidad con la miseria.
Y aparto la vista avergonzado mirando a mis pies que son ciegos.
Afortunadamente…

(Gracias a María Mateo, que con su prosa ”Ventanas” me inspiró)

sábado, 19 de octubre de 2019

Fugaz


¿Sabes, cielo? Es un asomo de sonrisa una cortesía a ti, por ti; pero malditas las ganas de reír cuando mi reflejo en tus pupilas desaparece.
Porque si no estoy en tus ojos, la grisentería me infecta y no soy nadie.
Así que me hago luz por un segundo y así existir en ti en una fracción de tiempo que por pequeña que sea, me da un latido más de vida.
Si estoy en ti no quiero ser fugaz.
Es desesperante...

Vivir extrañamente


jueves, 17 de octubre de 2019

El presidente y su coche


Tsunami Democrátic, realidad aumentada


Tsunami Democràtic no es más que un video juego de realidad aumentada de redes sociales, solo que las proyecciones de esa realidad son los muñecos humanos reales que asisten a las manifestaciones, como robotitos de carne teledirigidos.
Es la función última de las redes sociales, hacer de los humanos con escasas luces muñequitos de realidad aumentada.
Si el jugador (una élite de racistas políticos y otra chusma poderosa y ricacha) mueve a los drones hacia un aeropuerto, los miles de drones acuden sin saber bien porqué. Si el jugador les dice que se vayan, dan media vuelta los miles y se van. Si se les ordena llorar y llevar papel higiénico para limpiarse el culo en la calle, lo hacen.
Luego, con los créditos obtenidos durante el juego, puedes usar una serie de sicarios con sudaderas y con un armamento limitado; pero irritante y luminoso que se moverán por distintos puntos del escenario del videojuego.
El juego está tan bien programado que la sincronización es perfecta en muñecos operados a cientos de kilómetros de distancia. Por ejemplo, por viejos o jóvenes que sean, son capaces de recorrer largas distancias a pesar de joderse pies, pasar hambre, calor y ridículo con una sonrisa beata en el rostro. Incluso dejando de trabajar y por tanto ganar dinero.
Si no fueran muñecos de un videojuego, serían simplemente imbéciles.
¿Para qué los androides si con unos cuantos votantes puedes hacer lo mismo sin tener que fabricar complicadas máquinas?
Es tan sencillo como indigno.
Doy gracias a mi inteligencia por no ser un muñeco de Tsunami Democrátic.
Solución: que un hacker joda el videojuego y desconecte a esos miles de robotitos del sistema para que sigan con su mediocre existencia como antes de ser usados.
No sé si habrá en el videojuego una opción sexual: crear situaciones pornográficas con los muñequitos manifestantes, grandes orgías e incluso violaciones (de machos y hembras) con esas famosas manadas que tanto gustan y entretienen en todos las fiestas mayores de pueblos; pero podría ser una grata opción para el público adulto. Dado el éxito, los dueños del videojuego podrían sacar una pasta gansa con lo sexual.

Solo asco


Yo no he nacido para verme rodeado de carne, oliendo ese tufo humano. Me daría un ataque cardíaco si me viera entre toda esa chusma. No es odio, solo es repugnancia pura.🤮🤮🤮
Podrían estar gritando: ¡Queremos Soylent Green!¡Queremos Soylent Green!
Y las picadoras de carne motorizadas con sus motores ronroneando suavemente unas calles más arriba.😬😬😬
Adoro la ciencia ficción que da utilidad a las grandes concentraciones de ganado humano.

miércoles, 16 de octubre de 2019

Hagan sus apuestas


Ahora llega el momento de las apuestas: ¿quién y de que bando será el primer muerto de la guerra de independencia de Cataluña contra España?
Siento una insana curiosidad al ser un testigo contemporáneo de la creación de un nuevo martirologio.
Dado lo aburrido y poco irreverente de las estupideces que se cuentan en las redes sociales y por lo tanto causan en mí un ostentoso bostezo, espero con ilusión la cosas cruentas, cruentas de verdad.
Si se instaura un nuevo circo romano con sus luchas mortales de gladiadores, leones comiendo a cristianos o carreras mortales de cuadrigas, tendríamos una sociedad más higiénica y digna.
Y bueno, no habría que esperar con impaciencia a que se estrenara una buena película violenta para auténticos adultos, que solo ocurre cada cinco o siete años.

Remordimiento de conciencia


Recuerdo que uno de los más graves problemas teológicos y morales que predicaba la sucia y mentirosa educación franquista en aquellas oscuras clases, era el remordimiento de conciencia. O sea, reconocer la culpabilidad de un mal acto y sentirse atormentado por haber faltado a las leyes divinas/civiles o a la moral de moda.
Puedo asegurar con total autoridad y rigor que no existe el remordimiento de conciencia, puesto que soy culpable (a ojos ajenos, claro) de muchas cosas y me siento orgulloso de ello.
Razón por la cual entiendo, que hasta el más hijoputa de los genocidas o asesinos en serie, deban ser decapitados porque cometerán sus faltas o pecados con la misma devoción con la que se masturban con las bragas sucias de su abuela como máscara.
Ese no es mi caso, mis “culpabilidades” (las que otros creen que lo son), me hacen más simpático, independiente, seguro de mí mismo, atractivo y sensual sin caer en el narcisismo.
Por otra parte, mi vasta cultura me convierte en un actor indispensable en esta sucia sociedad ignorante y deficiente intelectualmente.
¡Ah! Quien no haya visto Joker, que no se sienta mal, al final la verá quiera o no, como ocurre con las pelis de Shrek, Gru, Avatar o 2012.


N. del A.: Si vives en Barcelona, la verás con retardo porque la secta de los Ingenuos Independentistas Catalanes con toda probabilidad, ha hecho hogueras con sus propios excrementos ante las entradas de metros, restaurantes y cines. Lo único limpio son algunas tumbas intrascendentes de la mitología política catalana.

domingo, 13 de octubre de 2019

Cursilería homosexual


Cojones… Es como leer en la prensa una reflexión de Bambi en versión YMCA.
Precioso de verdad.
Lo entiendo, cuando veo la mierda que me pagan, también pienso que estoy en el cuerpo equivocado; solo que yo adoro mi cuerpo con sus testículos y pene incluidos.
El problema no es el cuerpo: es un cerebro bastante estropeado.
Aun así, que cada cual haga lo que le salga del coño o la polla antes de perderlos.
Es que me parto con Bambigay transexual.

sábado, 12 de octubre de 2019

viernes, 11 de octubre de 2019

Hijos y putas


“Poco después de que mi hijo hubiera dominado la pesca con mosca artificial, me lo llevé en un largo viaje por la cadena montañosa de los Altyn Tagh, donde nace el Hassayampa. Pensé que el viaje le haría mucho bien. Era un poco afeminado… lloraba cuando su madre se negaba a hacerle buñuelos para el desayuno, y era un maestro del lloriqueo reprimido, fiándose de una combinación de sentimientos de encanto y sufrimiento para sonsacar las cosas que quería a sus mayores. Prefiere no luchar, aunque, como dice el proverbio, lo hará en cuanto se vea acorralado.”

“Asegurándose de que el barman no estaba mirando, ella se levantó la blusa y lanzó un golpe con el pecho izquierdo y a continuación otro rápido con el derecho, haciéndolos chocar entre sí. Las agresivas aureolas estaban ribeteadas por unos pocos pelos largos y negros. Sentí cómo se me endurecía el pene. Habíamos estado demasiado tiempo en los bosques.”

(Deporte sangriento, de Robert F. Jones)


La usura de Cataluña


El gobierno catalán no gobierna, solo recauda. Si no es robando a la gente que compra refrescos, es usando la puta “crisis climática” para que sus políticos se ceben como marranos sin dar un palo al agua. Cosa que hacen muchos gobiernos, solo que Cataluña es siempre pionera en usura y en represión.

Pues no tiene gracia


Destacados de Iconoclasta 5


666 volumen 1 


666 volumen 2 


El amor que todo lo confunde

jueves, 10 de octubre de 2019

Mosquitos climáticos


Verano de 1977: en La Escala (litoral catalán, Gerona), una noche mi madre estaba dándole a la lengua sin pausa con la familia en el jardín de la casa y llegó un momento que aumentó el doble de volumen por culpa de esos mosquitos climáticos del futuro. Al médico casi se le escapa la risa. A mí también, nunca he alardeado de buen hijo. Psé...

Destacados de Iconoclasta 4


El hijo de un violador



La componenda institucional del tabaco



El árbol humano



Bye-bye Lcda. Gabri, la pinche malinche

miércoles, 9 de octubre de 2019

domingo, 6 de octubre de 2019

Postes en el campo


Alguien podría pensar que al ser el Ripollés una comarca catalana principalmente ganadera, es lógico que por aburrimiento y desidia, las autoridades señalicen lo que no es necesario porque ya lo está con decenas de señales. Sin más malicia, con su mentalidad ganadera tratan a los ciudadanos como a las vacas y han decidido que hay que marcar con más rigor el paso de la reses humanas.
Si contamos además con que por este lugar no circulan coches, motos o camiones; que es eminentemente lúdico para peatones y bicicletas, lo absurdo llega a la comicidad.
Pero es mucho peor que una desidia o una “deformación profesional” derivada de la ganadería.
Lo real, lo exacto es concluir que realizan un ejercicio de autoridad y demostrar así a sus ciudadanos que son ellos los que ordenan y marcan por donde y como se debe caminar.
Con estos postes crean situaciones de accidente: que los ciclistas o los niños que aprenden a ir en bici se golpeen contra los grandes y llamativos postes, o se acumule gente y bicicletas en el embudo que han creado con esa mierda que han plantado.
Si generan situaciones peligrosas o irritantes, se hará necesario que intervengan las autoridades y hacerse así más necesarias en los lugares y momentos más banales e inverosímiles. Con ello tienen asegurado el control, la omnipresencia y la excusa para contratar más seguridad a costa de los siempre felices y pastoreados votantes o contribuyentes. Y todo con un objetivo fascistoide e hipócrita: vuestro Gran Hermano vela por la seguridad y el bienestar de las reses votantes.
Y aún hay más, el mensaje más duro y obsceno que transmiten esos postes con su rojo y blanco contrastando como barreras de aduanas, como mierda en la nieve, es: “No sois libres. Nosotros decimos hasta donde y por donde puedes serlo”.
Con sus deseos de crear más fronteras, los ilustres próceres de la sociedad no pueden reprimirse de crear puestos y sistemas de control y represión hasta donde pastan las vacas, jodiendo el paisaje y mi libertad con su omnipresencia de mierda.
Sin ser necesario.
Sería de risa si no fuera tan ofensivo y degradante como los chequeos de control de los aeropuertos.

La bombilla


Ha cambiado la bombilla y al encender la lámpara se ha vuelto a fundir, chisporroteando débilmente, como enferma.
Y ha llorado una lágrima que desobediente, se ha escapado rostro abajo.
Y ha agradecido estar solo.
Porque sabe que morir no será tan fácil, ni tan rápido.
También tenía olvidado el salobre sabor de las pequeñas tristezas de las cosas.
Sin pretenderlo y como si fuera posible, ha deseado ser bombilla u objeto para morir cómodamente.
Mañana volverá a comprar en la ferretería otra bombilla; pero no la encenderá, no es bueno abusar de las cosas saladas.
Luego ha bajado la persiana del salón y ha encendido un cigarrillo en la penumbra, sentado al lado de la lámpara que no luce.
Y ya.

martes, 24 de septiembre de 2019

Da miedo el bicho


Aún me pregunto cómo han dejado entrar en la ONU y otras sedes oficiales internacionales a una niña participante de un teleconcurso. No me lo pregunto, es retórica.
Todo el mundo sabe y si no mi gato os lo explica que, si Greta (que cada día le encuentro más parecido con Gollum, incluso coinciden las iniciales) no entra en la sede oficial de alguna entidad internacional, seguramente los adolescentes aborregados y de pocas luces que la siguen, tuiteros y feisbuqueros crédulos como niños de tres años, entrarían en crisis de histeria y serían capaces de tirarse ellos mismos gas pimienta en los ojos manifestándose desnudos y bailando algún perreo hortera de marcado carácter infra cultural en algún vertedero.
Por otra parte, además de fea como un Diablo de Tasmania, la Thunberg es terrorífica. Con ella podrían hacer El Exorcista Reloaded, en la que natural e inevitablemente interpretaría a Regan, la niña posesa (Trump sería el figurante gordo que va comiendo un perrito caliente con la barriga asomando por la cintura del pantalón y una camiseta llena de manchas de grasa y ketchup).
Respecto a sus lágrimas, es fea, es antipática y un monstruo de la telebasura; pero eso no quita que a su edad reconozca el nivel de imbecilidad de la humanidad en general y tenga la habilidad de llorar con un mal disimulado histrionismo, por el que sus padres han debido pagar un dineral en una escuela de actores.

lunes, 23 de septiembre de 2019

Real Cañada temporal


¿Veis? Miles de barceloneses que han recorrido miles de veces la calle Vía Layetana (ayer domingo se llamó Real Cañada Vía Layetana) y varias veces por semana, acuden como ganado bien adiestrado sin apenas pastores. Conocen bien sus vías ganaderas.
Y así todas las ciudades, y así todos los vulgares, y así siempre.
O sea, estás hasta el coño/cojones de la puta cárcel que es una ciudad como Barcelona y pierdes un día de fiesta paseando por la misma mierdosa calle que has visto toda tu mediocre vida porque te dicen que no hay coches este domingo e ilusionado y obediente te vas a dar un baño de multitud de carne sudorosa en tan pequeño espacio para nada.
Espero que los borregos al final, tengan un trato humano al ser sacrificados; que antes del degüello sean aturdidos para evitar demasiado sufrimiento y su estrés.
Es un deseo puramente cortés, realmente me importa una mierda si los aturden o no.

domingo, 22 de septiembre de 2019

Amor filial


- ¿A quién quieres más: a papá o a mamá?
-Es que mamá está que te cagas de buena. Haced lo que queráis con papá.

viernes, 20 de septiembre de 2019

Murf y su cerebro pequeñito


Me jode la cantidad de videos que corren por todos los sitios de internet sobre gatos haciendo genialidades.
Los gatos tienen un cráneo muy pequeño, por lo tanto su cerebro es poco más que la nuez de Homer Simpson; y aunque útil para su naturaleza vanidosa y destructora, no juegan al ajedrez ni desafían a Einstein con teorías revolucionarias.
Murf ha intentado cazar con decisión paranoide la mariposa tras la ventana.
Y ahora pienso en esos supergatos de yutup, feisbuc y otras páginas de video-mentiras y lo mucho que me toca los cojones que al igual que tantos hijos que nacen superdotados hoy día, también ocurre lo mismo con los gatos. Porque raro es el gato o hijo que no es superdotado y que requieren escuelas muy caras para educarlos, ya que los padres no son tan listos como debieran.
Todo lo que sale en videolandia, es magnífico o súper emocionante y súper triste.
Pues mi gato tiene un cerebro pequeñito y es muy capaz de pasar tres horas así de feliz él y así de aburrido yo.
No es que lo quiera menos por ello, sé lo que es un gato con su cerebro microscópico; pero no le voy a prestar atención cuando me explique sus desvaríos sobre las teorías filosóficas de Kierkegard.


Histerias de la corrección de los idiotas


Pues a mí me importaría el rabo de la vaca que Mandela se pintara de blanco marfil, incluso de rosa maricón.
Son tan idiotas que tienen la obsesiva parafilia de hacerse mártires de sí mismos por un insano masoquismo.
Eso y querer ganar más votos y simpatías en las redes mierdasociales.
El Trudeau debería ser presidente de una casa de putas, y que deje la política para hombres y mujeres con carácter y carisma.
Esta sociedad amariconada necesita algo de eficiencia y menos likes de mierda.
Porque está más que probado, que un idiota llama a más idiotas, incluso los multiplica como Jesusito multiplicaba panes y peces en su particular paranoia.


jueves, 19 de septiembre de 2019

El peso del planeta


Todo el peso del mundo cae sobre tus hombros cuando los horizontes trazan indoloramente en las pupilas, perspectivas de grandezas y lejanías de una belleza devastadora para el alma clavada entre los tejidos y los huesos. 
Y los cielos prometen tormentos y tormentas, tal vez unas gotas de sangre espesa sobre viejos ojos entornados.
Pesa un millón cuando sabes que no puedes abarcar todo eso, hay tanto espacio y tan poca vida…
Y ese peso te hace pequeño, ínfimo. Un mierda.
Quisieras ser un dios para meter toda esa belleza en una bola de cristal que adorne la vitrina del salón.
Quisieras estar con ella, que te tome la mano cuando sientas que los huesos se tronchan con ese peso.

Sonreír al despertar


¿De verdad existe alguien que sonría al despertar? ¿Se puede tener el cerebro tan vacío y ser un infantil patético para sonreír en ese momento legañoso?
Al despertar me pregunto quién cojones me va a joder hoy.
Si sonrío, es ante las necrológicas del periódico, por alguien especialmente odiado o simplemente despreciado.
Incluso por alguien que tuvo más suerte que yo.
No soy un buen bicho al despertar.
Claro, que tampoco hago nada por evitarlo. Me parece correcto.

domingo, 15 de septiembre de 2019

Episodios de otoño


Al final del verano se hicieron amarillentas, sobre todo en lo más alto de las copas, donde la savia apenas llega de puro cansancio, por el calor acumulado y la evaporación de las cosas.
Y ya en otoño, cuando se hicieron doradas, cayeron al suelo porque el oro tiene un elevado peso específico y los peciolos no soportan esa carga de bella e inmensa riqueza.
Si no estás cuando caen, dios el sarcástico, las convierte en laminillas húmedas de oropel barato, sin ningún valor en los mercados de metales preciosos. Los buscadores de oro lloran con su codicia insatisfecha observando casi incrédulos la hoja entre sus dedos que no vale una mierda ahora.
Los usureros tristes y decepcionados, ansiosos de acaparar; deciden así buscar setas y hongos que huelen a humedad y moho y que, en muchos casos nacen de la infamia de la tierra; cosas que callan muy astutos ellos para semejar hábiles y sibaritas culinarios al llegar a sus casas con su vergonzoso fracaso áureo a cuestas, allá en el fondo del cesto, bajo las sucias setas.
Yo al igual que dios, me río feliz de estas deliciosas frustraciones de otoño.
Me gustan más las hojas que manchan las montañas de menstruación, me hace pensar más en las mujeres y follarlas.

sábado, 14 de septiembre de 2019

Patinetes delincuentes en Barcelona


La Reina de Barcelona, su Majestad la Colau, ha dictado orden de multar, cazar y capturar los patinetes eléctricos y los perezosos que van encima, ya que son más fáciles de denunciar, multar, e inmovilizar que los ladrones violentos homicidas y traficantes de drogas. Incluso molestan más que esos vendedores africanos tan morenos y negros que venden gafas, bolsos, carteras y paraguas de grandes marcas a precio de estiércol. No tan barato resulta cuando no les puedes dar un solo uso, tampoco seáis tan ingenuos de pensar que solo pagáis “marca” por un bolso caro.
Por lo visto los patinetes son muy grandes, ocupan mucho espacio y sobre todo, le hacen la competencia a la mierda de transporte público barcelonés. Pero lo que es peor: son agresivos, sus ruedas tienen cuchillas que amputan los pies de los peatones. De ahí ese chorro de multas que ha puesto la guardia mora de Colau. 
Es su feudo y tiene derecho a llevar su puto reino como le salga del coño.
Luego dicen del buen talante antimonárquico, democrático y liberal de Unidas Podemos, la bondad de sus medios machos, de sus curtidas mujeres y otros satélites asociados.

viernes, 13 de septiembre de 2019

La sentencia a los políticos indepes catalanes


Atención, próximamente en octubre 2019, se dictará sentencia contra los políticos independentistas catalanes.
Es muy importante que adelantéis vuestras compras por internet si vivís en Cataluña.
Van a comenzar las famosas y ya tradicionales “aturadas de país” (paros de país¿?), de un modo rápido e inteligible: huelgas.
Y a menos que tengáis un amigo (o sobornable) cdr, ómnium, anc, arran o cualquier otro rollo independentista que abra paso al vehículo de la mensajería, no os llegará el pedido de amazon.
Os pasará como a los personajes de Regreso al futuro, recibiréis vuestras compras cuando ya seáis demasiado viejos para disfrutarlas. Tanto que ni siquiera recordaréis que comprasteis un smartwatch a precio de gominolas a granel.
Y bueno, ese será el menor de vuestros problemas si la “vaga de país” dura mucho, id acaparando latas de foigrás, sardinas y mejillones por si acaso el súper queda un tanto desabastecido. Que esta gente es capaz de estrangularse a sí misma con sus propias bragas y calzoncillos.
Todo aquel que esté respirando durante la “vaga de país”, aunque esté conectado a un respirador artificial, constará estadísticamente como seguidor de la huelga. Que nadie se sienta ofendido, son cosas normales en cualquier región sometida a una fuerza nazionalcatalanista.

jueves, 12 de septiembre de 2019

La intimidad de amar


Amar es un acto tan íntimo que no debería pronunciarse, hay cosas que oyen y envidian y tergiversan. Un parpadeo, un beso irracional, un café contigo al despertar, eso sí confirma la intimidad de los amantes.
Porque decir “te amo”, es perder el tiempo cuando puedo besarla. Malgastar un tiempo y una energía preciosa que podría emplear para ejecutar las necesarias e inevitables ternuras.
Y el tiempo es oro. Solo contigo.
Plomo cuando no estás.

Si Yo fuera la evolución


Cuanto menos espacio mejor


Me parece bien que los israelíes pretendan hacer suyo el Jordán.
No me convence nada, nada, nada el islam. Cuanto menos espacio tengan para vivir, mejor.
Les gusta mucho degollar, mutilar y prohibir todo.
Sobre todo, esa paranoia por disfrazar de fantasmas a las mujeres y quitarme así el placer de una erección al verlas sin mordazas y con todas sus curvas esplendiendo.
Los judíos israelíes no son particularmente diplomáticos; pero lo remedian con cojones.
Tanto que si yo fuera musulmán pensaría: qué hijo putas con más huevos…

miércoles, 11 de septiembre de 2019

Una marca ganadera


Pues yo siempre he pensado que este símbolo, por su estilo era la marca de una ganadería de toros como los vitorinos o los miuras.
Y ahora me entero de que se trata del víctor franquista (cosa que no sabía que existiera, no soy de naturaleza fetichista ni religiosa).
Bueno, tampoco iba muy descaminado, está relacionado con las bestias, al menos con las porcinas.
Que me disculpen las bestias ganaderas y de corral por la confusión, puedo imaginar lo deprimente que es ser marcado como un marrano franquista.
No es que sea inculto, es que soy tan introspectivo y estoy mentalmente tan lejos de la sociedad, que es lógico que estas confusiones hagan inesperadamente mis días más jocosos.
Soy lo que rima con joya de divertido e instructivo.