lunes, 6 de julio de 2015

Los dracmas y el turismo


Pues ya estoy nervioso a ver si los griegos dejan ya el euro y vuelven al dracma, porque nos pueden dar unas buenas vacaciones.
Con la mierda que cobro en euros, me doy un viaje en autocar hasta Grecia y al cambiar mi pobreza por dracmas, seré una especie de moraco rico, de esos del petróleo.
Me aburre tanto desperdicio antiguo clásico de toda la vida y las estatuas estropeadas; pero tienen musaka, que está buena, olivas, aceite, el tan publicitado yogur y seguro que mujeres a patadas que las prefiero al aceite, a las olivas y al yogur; a la musaka no, que me gusta mucho porque lleva carne.
Yo me solidarizo con los griegos, lo han hecho muy bien.
Qué nervios...
Vamos a Grecia este verano, a ver si hacen los cambios pronto.

1 comentario:

Pablo López dijo...

Epílogo: "Surgiendo de la nada, el hombre ha alcanzado las más altas cimas de la miseria". (Groucho Marx).