martes, 11 de octubre de 2016

Solo se permite hacer mucho daño


El cartel dice: Pesca controlada. Sin muerte.
Vaya... Es decir, se permite hacerles mucho daño a los peces; pero no matarlos.
Un par de cosas:
1. Supongo que hay ingenuos que puedan creer que si llegara a pescar una buena carpa, la iba a dejar libre con el paladar hecho mierda por el anzuelo tras cinco horas de esperar aburrido con mi caña.
2. Seamos serios, si el pez que has capturado no te lo llevas a casa, seguramente va a morir de una infección por las heridas del anzuelo.
Y si no, que pruebe un pescador elegido al azar a morder un anzuelo y luego darse un baño feliz en el río.
Si es que hay que explicarlo todo, coño.
Mierda.

No hay comentarios: