viernes, 12 de enero de 2018

Cumple años Shae Snow



Actriz porno establounidense.
De Minessota más concretamente.
Ocurre que hay tan poco de decir de ella, que tengo que colocar algún dato superfluo más.
Aunque es un trabajo estúpido el que me tomo, si no pusiera ninguna palabra bajo su foto, la estaría mirando horas y horas felizmente erecto y sin ninguna inquietud cultural. Está más buena que el pan, las tortilla, la arepa o el cuscús.
Es una muñequita deliciosamente obscena.
Edad: 26 años.
Categoría: Jóvenes (emotivo).
Años en activo: desde 2012 (seis años tragando...).
Etnia: Caucásica.
Color de pelo: Morena.
Color de ojos: Verde.
Altura: 170 cm.
Peso: 56 Kg.
Medidas: 86-66-88 B.
Pecho natural: Sí.
Tatuaje: Escrito "Lora" por encima del pecho izquierdo (espero que tenga una buena grafía, porque la palabrita es de lo más mediocre).

Cumpliría años Charles Perrault, escritor francés, que versionó y publicó cuentos populares infantiles como Piel de asno, Pulgarcito, Barba Azul, La Cenicienta, La bella durmiente, Caperucita Roja y El gato con botas. Lo de versionarlos, se debe a que la tradición oral era bastante más dura y violenta en su chismología populachera.

Cumple años Haruki Murakami, escritor y traductor japonés. Ha ganado numerosos premios, incluyendo los premios Franz Kafka y el Jerusalem entre otros.
También ha sido candidato al Premio Nobel de literatura en repetidas ocasiones.
Su apasionante novela: La crónica del pájaro que da cuerda al mundo, es uno de los libros que más veces he leído. Un maestro del surrealismo y de personajes solitarios. Demasiado "occidentalizado" para el gusto de sus colegas nipones. La envidia es muy mala.

"La maldición de vivir en el vecindario con uno de los nombres más groseros de Reino Unido.
La calle de Bell End, que en castellano se podría traducir como capullo o glande, ha provocado una pugna vecinal entre quienes quieren cambiar la denominación o mantenerla.
EL PAÍS 11/01 2018.
La localidad británica de Rowley Regis, a las afueras de Birmingham, vive su particular Brexit con tintes históricos. Desde hace tiempo, los vecinos se encuentran enfrentados por el nombre “poco común” de una de sus calles: Bell End (que en castellano se podría traducir como capullo, glande o idiota), ha sido calificado como “demasiado grosero” por una parte de la comunidad. “Pensamos que es una palabra ofensiva y esto puede llegar a afectar a personas y niños, en especial a estos últimos, que padecen bullying y burlas en el colegio”, explican. La petición, titulada “Cambiemos el nombre”, se lanzó hace un mes en la plataforma Change.org. Su objetivo es alcanzar las 200 firmas con el objetivo de ser enviada para su deliberación por los miembros que integran el consejo municipal. De momento, han rebasado el centenar de rúbricas.
Sus defensores opinan que una posible solución pasaría por modificar ligeramente cualquiera de las dos palabras en cuestión. “La opción Bells Road, por ejemplo, sería suficiente”, han indicado. Una solicitud que no están dispuestos a acatar desde el otro lado. Los más críticos con la iniciativa han creado otra petición en la misma página web, con el título “Respetemos el nombre histórico de Bell End”, en la que defienden que no se aplique ningún cambio “por el vínculo que le une con la historia de la ciudad”. Al parecer, se cree que el lugar se asienta en una antigua zona minera. Esta vez, se ha conseguido recopilar una cifra mayor de firmas: más de 4.500 en una semana. En tan solo dos horas, había conseguido 500 apoyos.
“Hay residentes que ven inútil y sin ningún tipo de sentido la propuesta”, esgrime Linda George, su promotora. George, que ha acompañado el escrito con una extensa carta personal dirigida a un concejal en particular (residente en Bell End), ha asegurado que “el acoso infantil es un problema educativo” y que su cambio no “frenaría la conducta generada entre los chavales”.
Su repercusión ha traspasado los límites del vecindario y ha alcanzado las redes sociales. La cuenta oficial de Twitter del consejo Sandwell, la institución encargada de tomar una decisión al respecto, ha intentado arrojar un poco de luz. “Hemos visto en numerosas noticias el asunto de Bell End. Algunos vecinos sostienen que se debería cambiar, pero otros prefieren que se quede como está”. En una sucesión de mensajes se aclara el nacimiento remoto del término, aludiendo a “orígenes medievales” y la procedencia etimológica de ambas palabras, que acabaron otorgando el nombre a una mina de carbón, clausurada en 1932.
Las reacciones al tuit, publicado el pasado 3 de enero, no tardaron en sucederse: “No hay nada de negativo en esto, la gente ha vivido ahí durante años, ¿por qué ahora sí?, se preguntaba un usuario; otro de ellos aludía al “gasto innecesario para las arcas”, en caso de que la medida prosperase.
Instagram también recoge una gran cantidad de imágenes en las que muchos curiosos se acercan hasta la zona para hacerse fotos junto a la placa que indica el nombre de la calle. La “mala fama” de su denominación ha sido otro de los argumentos esgrimidos para aquellos que desean su cambio. “¡Tenemos uno de los nombres más groseros de todo Reino Unido!”, lamentan los impulsores.
Según publica el medio The Sun, Bell End aparece entre las tres primeras posiciones de un listado reciente que aglutina “los nombres de las calles más indignantes” registradas en el país. Los residentes creen, además, que el peculiar apodo perjudica a la baja en el precio de venta de sus propiedades. The Knob (El Pene, en una de  sus acepciones más coloquiales), ubicada en Northamptonshire, o Slag Lane (La Calle de las Prostitutas), en Lancarshire, son algunos ejemplos que conforman uno de los rankings más denostados de Reino Unido. Por ahora, las autoridades del municipio se han comprometido a mediar en el conflicto."

Si el nombre de la calle puede afectar a "personas y niños", es que debe haber una epidemia de cerebros blandos. Es cuestión de tratar a los enfermos y no dar al nombre (que tiene más años que la tos), propiedades patógenas, de hechizo o de brujería .
Podría entender que las feminazis se sintieran molestas; pero a mí me la pela y que se jodan. Incluso me gustaría vivir en una calle que se llamara el "Hermoso Coño", o "Coño" a secas, sin más complicaciones ni retórica.
Mi salud mental es a prueba de estupideces.
La sociedad está convirtiendo el cerebro en una especie de puré en el que se pudren las neuronas y con ello, el humor, el ingenio y la capacidad de autocrítica.
Y por supuesto, se hacen muy vulnerables a las infecciones que las palabras producen en sus inoperantes cerebros.
Si lo que quieren es que el precio de sus propiedades no baje, que tengan coños y cojones de hablar claro y no usar a los niños para conseguir sus propias ambiciones y envidias.
Idioteces como todo lo que en las redes sociales es lo más mirado (que no leído y entendido).
Y cada vez hay más deficiente mental, se reproducen como piojos en cualquier parte del mundo.

A pasar un delicioso fin de semana en la famosa Calle de la Mierda en el distrito de los Puercos.
Mucha farlopa y licores para amenizar el largo desierto de celebraciones institucionales que hay hasta el próximo carnaval.
Lo de San Valentín no es una fiesta, es un drama que degenerará en millares de mensajes idiotas, verbi-blandos y analfabetos en tuiter y feisbuc. Miedo me da esa mierda.

Buen sexo.
Iconoclasta

martes, 9 de enero de 2018

Ingenuidad y mentira


"El éxito no es la clave de la felicidad. La felicidad es la clave del éxito. Si aprecias lo que haces, tendrás éxito."
Albert Schweitzer.

Mentira. Pura ingenuidad, pura oratoria de beato para consolar y regalar los oídos y ojos de sus lectores.
Amo lo que hago, pero no tendré éxito jamás. Ni lo considero.
Me basta y me llena con ejercer obscenamente mi vanidad.
¿Éxito? No en este planeta, ni en este tiempo.
No nací ayer.
Y la felicidad es un estado de idiocia, un trastorno como otro cualquiera.

lunes, 8 de enero de 2018

Idiotas por kilo


El kilo de idiota nunca pasará de unos céntimos, sea lechal, adulto o añojo.
Hay tantos que incluso se regalan piezas enteras para aliviar las cámaras frigoríficas.
Yo, aunque cueste más dinero, prefiero la de cerdo (el de cuatro patas) o la de ternera.
Esto me lleva a una duda: ¿Si se consume carne de idiota en coma, se puede considerar comida vegetariana o vegana? Es por lo del estado vegetativo.
La cuestión es que una buena temporada para consumir idiota, porque se han cebado bien y su carne es jugosa.
Aún así, me da asco, soy escrupuloso y un tanto sibarita, yo no como cualquier cosa por muy barata que sea.

sábado, 6 de enero de 2018

Un tiro de gracia


Lo mejor de las fiestas de bondad navideña es hoy, el último día: reyes.
Heme aquí para clavar el puñal en la nuca de los que sufren. ¡Ja!
El descabello…
La montaña estaba tranquila a la mañana, no hay luces ni gente, es igual que siempre, en todo momento. Los jabalíes y otras bestias cagan en el camino y no se nota que hayan comido cosas raras.
La tarde, ya de noche, ha dejado las calles vacías y las bolas y campanas de luces, cuelgan tristes como los cojones de dios o los de un líder; como un mudo arrebato que llama al final, así se mecen por una perezosa brisa.
El ganado se ha quedado en sus casas, intentando ser felices viendo a sus hijos abrir regalos y jugar con ellos; pero no lo consiguen. Están cansados de derrochar lo que no tienen, les acosa el ridículo de una sensiblería farisea de la que han hecho gala estos días. No encuentran ahora la razón de tanta mierda. Cerebros meramente funcionales que se sobrecargan ante lo que no saben definir; pero intuyen.
Los asientos de los cafés están libres, vacíos; como si fuera yo un superviviente que se siente así de bien. Por un momento me hago la ilusión de que no existen, no están.
Espero que no salgan de sus madrigueras, incubando esa depresión formada de hipocresías y banales excesos que han cometido porque así lo ha establecido alguien por ellos.
No importa, pronto les darán otro momento para que se vean obligados a disfrutar: el carnaval.
Mientras tanto, que se jodan.
Sí, lo sé, la empatía es algo que no considero.
Una carencia que no me molesta, una buena deficiencia.
Asumo mi naturaleza misántropa y despótica.
Me ha tocado ser el malo.
Alguien tenía que serlo.
No sé si reír o reír.

Inoportunos llantos


viernes, 5 de enero de 2018

Cumple años Claudia Bahamón


Modelo y presentadora colombiana.
Estudió arquitectura; pero por lo visto pensó: "que le den a la arquitectura", mientras se ponía el tanga frente al espejo, en una mañana cualquiera al azar. 
Ha posado para las revistas más importantes de Colombia y Latinoamérica como: Caras, Enforma, Soho, Maxim, etc...
También ha ganado premios como mejor presentadora de noticias en la televisión colombiana.

Cumple años Marilyn Manson (Brian Hugh Warner), cantante, compositor, actor, escritor, pintor y director de cine estadounidense. Una bestia negra de la cultura alternativa y extrema. Su nombre artístico lo formó con el de Marylin Monroe y el asesino Charles Manson. Es el nº 44 de la lista de Hit Parader, los cien mejores vocalistas de metal de todos los tiempos. Ha vendido más de cincuenta millones de discos en el mundo.
Sus cuadros son perturbadores (como sus videos). Max Henry, de la revista Art in America, comparó sus obras con las de un paciente psiquiátrico y dijo que su trabajo nunca sería tomado en serio, y señaló: «Tengo la impresión de que estas imágenes son terapéuticas. Me recuerdan a los cuadros elaborados por pacientes psiquiátricos, cuando se les dan materiales de arte para ser usados como terapia. Allí ves un montón de demonios, y en el trabajo de Manson también veo un poco de esos demonios». Nicolas Cage es uno de sus habituales compradores.

Cumpliría años King Camp Gillette, empresario estadounidense conocido por ser el inventor de la maquinilla de afeitar. Aunque ya existían varios modelos previos al diseño de Gillette, su principal innovación fue una hoja delgada y de bajo costo, fabricada en acero estampado y desechable.

"El alcohol aumenta el riesgo de desarrollar siete tipos de cáncer y daña el ADN.
Científicos del Laboratorio de Biología Molecular han mostrado que conduce a un daño genético permanente
El Periódico, 04/01/2018.
Científicos del Laboratorio de Biología Molecular del Consejo de Investigación Médica de Reino Unido han demostrado cómo el alcohol daña el ADN en células madre de ratones, lo que ayuda a explicar por qué beber aumenta el riesgo de cáncer.
Los científicos ya habían analizado de forma precisa cómo el alcohol causa cáncer en cultivos celulares. Ahora, un nuevo estudio, financiado en parte por el Cancer Research de Reino Unido y publicado en la revista 'Nature', ha usado ratones para mostrar cómo la exposición al alcohol conduce a un daño genético permanente.
Investigadores del Laboratorio de Biología Molecular del Consejo de Investigación Médica (MRC, por sus siglas en inglés) de Reino Unido dieron alcohol diluido, químicamente conocido como etanol, a los ratones. Luego utilizaron el análisis cromosómico y la secuenciación del ADN para examinar el daño genético causado por el acetaldehído, un químico dañino que se produce cuando el cuerpo procesa el alcohol.
Hasta siete tipos de cáncer.
Descubrieron que el acetaldehído puede romper y dañar el ADN dentro de las células madre sanguíneas, lo que provoca la reorganización de los cromosomas y la alteración permanente de las secuencias de ADN dentro de estas células.
Es importante comprender cómo se daña el diseño de ADN dentro de las células madre porque cuando las sanas se vuelven defectuosas, pueden provocar cáncer, según el estudio.
Por lo tanto, estos nuevos hallazgos ayudan a comprender cómo el consumo de alcohol aumenta el riesgo de desarrollar siete tipos de cáncer: mama, intestino, hígado, boca, garganta, esófago y laringe.
Ketan Patel, autor principal del estudio y científico del MRC, apunta: "Algunos cánceres se desarrollan debido al daño del ADN en las células madre, lo que indica que beber alcohol puede aumentar este riesgo".
Enzimas defensoras.
El estudio también examinó cómo el cuerpo trata de protegerse contra las lesiones causadas por el alcohol. La primera línea de defensa es una familia de enzimas llamadas aldehído deshidrogenasas (ALDH). Estas enzimas descomponen el acetaldehído dañino en acetato, que nuestras células pueden usar como fuente de energía.
En todo el mundo, millones de personas, en particular las del sudeste asiático, carecen de estas enzimas o tienen versiones defectuosas de ellas. Por lo tanto, cuando beben, se acumula acetaldehído, lo que provoca una tez sonrojada y también hace que se sientan mal.
En la investigación, cuando a los ratones que carecían de la enzima ALDH crítica (ALDH2) se les administró alcohol, se produjo un daño de ADN cuatro veces mayor en sus células en comparación con los ratones con la enzima ALDH2 totalmente funcional.
Más que una simple resaca.
La segunda línea de defensa utilizada por las células es una variedad de sistemas de reparación del ADN que, la mayoría de las veces, les permite reparar y revertir diferentes tipos de lesiones. Pero no siempre funcionan y algunas personas portan mutaciones, lo que significa que sus células no pueden llevar a cabo estas reparaciones con eficacia.
"Nuestro estudio destaca que no procesar alcohol de manera efectiva puede conducir a un mayor riesgo de problemas relacionados con el alcohol y, por lo tanto, ciertos cánceres. Pero es importante recordar que los sistemas de eliminación de alcohol y reparación del ADN no son perfectos y el alcohol puede causar cáncer de diferentes maneras, incluso en personas cuyos mecanismos de defensa están intactos", añade Patel.
Por su parte, Linda Bauld, experta en prevención del cáncer del Cancer Research de Reino Unido enfatiza: "Esta investigación resalta el daño que el alcohol puede causar en nuestras células, a algunas personas les cuesta más que una simple resaca. Sabemos que el alcohol contribuye a más de 12.000 casos de cáncer en Reino Unido cada año, por lo que es una buena idea pensar en reducir la cantidad que se bebe", concluye".

Yo no creo que dañe el ADN, lo que ocurre es que los borrachos ya lo tienen dañado de nacimiento.
La noticia no dice nada que YO no sepa ya. Ocurre que los fabricantes de bebidas alcohólicas (como anteriormente les ocurrió a las empresas tabaqueras) se han debido olvidar de pasar el soborno habitual a las instituciones, y pareciera que éstas les lanzan una amenaza: "Vamos a empezar a cambiar las elegantes etiquetas de las botellas, por fotos del estilo de las cajetillas de cigarrillos, id con cuidado, destiladores".
Gilipolladas para dummys.

Último fin de semana de la campaña comercial navideña, con el colofón de reyes.
Acto seguido la depresión y la infantiloide renuencia a guardar los adornos navideños.
No hagáis caso de la noticia, bebed y follad. Mucha velocidad e imprudencia para liberar toda esa tristeza de unas fiestas entrañables de mierda.
Sed reproductivos, terráqueos, hacen falta contribuyentes y más donantes de órganos.

Buen sexo.
Iconoclasta

miércoles, 3 de enero de 2018

Los amargados cuervos

Me gustan los cuervos porque su graznido es como un descontento. Siempre parecen quejarse de algo.
Se pelean graciosamente entre ellos.
El bosque está en paz y se empeñan en romper esa sorda quietud.
Admiro su mal genio, quisiera graznar como ellos sin ninguna razón.
Sonrío cuando dicen: ¡Gra-gra- gra! (No sé a que viene tanta paz). ¡Gra-gra-gra! (Algo huele a podrido en Dinamarca), ¡Gra-gra-gra! (La madre que parió al jabalí…). ¡Gra-gra-gra! (Ven aquí cuerva hermosa, que te voy a hacer unos huevos, maciza).
Lo cual contrasta con el dulce campaneo de los cencerros de las vacas que pacen sin prestar atención a los cuervos amargados. Otras se recuestan impasibles en la hierba, aún rumiando, como si mascaran chicle.
Es perfecto.
Me divierte, me apasiona ese contraste de vida.
Me pregunto que soy en todo eso.
Solo la bestia de dos patas que fuma disfrutando de ese momento, no hago ruido, no ocupo apenas espacio.
Pienso que tengo suerte de estar en esta sonora y apacible soledad.
Y no puedo evitar graznar:
!Gra-gra-gra! (Ven conmigo, mi diosa. Ahora…)