viernes, 7 de noviembre de 2008

Estados Unidos de América y los paletos

Obama es la gran esperanza negra de la diplomacia mundial.
¿De verdad todos estos países serviles y provincianos han estado esperando el advenimiento del moreno mesías norteamericano?
La historia se repite, si con el pervertido Franco, los palurdos se corrían ante la venida del plan Marshall, ahora tienen lúbricas emociones con el negro presidente.
Cuanto más pobre es un pueblo, más vírgenes se le aparecen.

Sed de nuevo, bienvenidos a la España más profunda y más folclórica.
Obama y Zapatero a sus pies, os van a hacer ricos.

Coño, si es que es para escupir de asco.

Buen sexo.
Iconoclasta

2 comentarios:

Afroamericano subsahariano de color bronceado dijo...

Obama terminaba sus discursos diciendo "God bless America", lo que no impide que los progres consideren que es correligionario de Zapatero, es más, muchos están seguros de que Obama es miembro del PSOE con carnet y todo.
Si un político sociata terminase sus discursos diciendo "Dios bendiga a España" no tardaba ni dos segundos en ser fulminado del partido y de la vida pública.

Iconoclasta dijo...

Muy acertado, yo también estoy seguro de que en España no iba a durar tanta mojigatería.
Algo de esperanza no viene mal.
Buen sexo, morenazo.