miércoles, 12 de octubre de 2011

La verdad de niños y locos


"Solo los locos y los niños dicen las verdades". Algo así reza un dicho popular.
Ya la hemos cagado.
No estoy de acuerdo.

Ni los locos ni los niños dicen las verdades.
Son supersticiones de familias que tienen locos o que tienen niños y se creen que por ser suyos, son más listos que las ardillas.

Dicen las mismas cosas que nosotros; pero sin el eufemismo.
Los niños aún no conocen el despido o la sanción laboral, ni una buena paliza. Y los locos conocen las palizas; pero ni se acuerdan ni saben, de donde ni porque les llega.
La humanidad está repleta (demasiado) de lumbreras y genios.
Hay que ser un poco más avispados y menos cretinos, vuestros hijos no son para tanto.
Ni los locos tampoco aunque giren los ojos hacia dentro y nos hagan reír con sus imbecilidades.
No te jode... Un loco o un niño, a mi edad, me van a enseñar verdades.

Pa cagarse...

Buen sexo.
Iconoclasta

2 comentarios:

aragón dijo...

Sopas! que mal genio!pero no, tu no te estiras los párpados para poner los ojos en blanco ni gruñes como zombie berrinchudo si te quito el cigarro. De loco y de niño no tienes naita! Además lo sabes todo. (mierda! que mala hostia!)puajjj!

Iconoclasta dijo...

Jamás haría nada de eso, cielo.
Y sí, lo sé todo, es mi maldición.
Y mala hostia... Bueno, hasta hace un momento la tenía. Ahora no, por tu culpa.
Besos, reina.