jueves, 22 de septiembre de 2011

Vasos medio llenos, medio vacíos


Optimismo vs. pesimismo. Qué más da si el vaso está medio lleno o vacío a medias, al final lo que cuenta es que hay un vaso con algo dentro.
Posiblemente mierda.

Lo bueno sabe a poco. Lo malo siempre es excesivo. Tal vez sea mejor escupir dentro, por si acaso. O tal vez estrellarlo contra el suelo.
La ambigüedad es una mierda y aquello que es compartido o tomado a medias, es un fracaso estrepitoso.
O todo o nada y que se metan el vaso medio lleno o medio vacío en el culo.

Divino.

Buen sexo.
Iconoclasta

2 comentarios:

aragón dijo...

Aaaaamonos! cómo está el patio señor! jaja! Siempre haces de las refelxiones filosóficas una sátira que deja al lector con sangrantes hemorroides.
Divino...siempre divino.
Muaaaa

Iconoclasta dijo...

Divina tú, reina.
Muaaaaaaaaa...