miércoles, 10 de septiembre de 2008

Ni buenos ni malos

Me hacen una gracia aquellos que dicen a sus hijos que no hay ni buenos ni malos...
¿Cómo es posible que la imbecilidad pueda elevarse a rango de educación?
No se puede llegar a tal grado de ambigüedad con tu hijo. Te despreciará cuando conozca la verdad.

Exquisita es la cultura de la mentira.

Buen sexo.
Iconoclasta

2 comentarios:

Recauchutados Industriales Gomez, S.L. dijo...

Precisamente para enmendar ese error se ha creado la asignatura de Educación para la Ciudadanía, para que nuestros hijos aprendan quienes son los buenos, quienes los malos y sobre todo a quien hay que votar, mayormente eso.
Además de organizar actividades extraescolares lúdico-didácticas que hagan de nuestros churumbeles hombres y hombras de provecho y no delincuentes fascistas enemigos de la cultura, como se puede ver en éste entrañable video:

http://www.youtube.com/watch?v=G5lbkfm-fgA

Iconoclasta dijo...

Llamar al adoctrinamiento y el lavado de cerebro "Asignatura de Educación para la Ciudadanía", es uno de esos repelentes eufemismos que tanto se dan en una sociedad cobarde y a-cultural como en la que he tenido la mala suerte de caer.
Cuando a la vejez se la llama "tercera edad", a los ancianos "nuestros mayores" y cuando ya nadie muere de viejo con el organismo agotado para defenderse y regenerarse, si no por causas médicas muy concretas y dramáticas; es entonces cuando la cobardía y la hipocresía adquieren todo su esplendor ciudadano.
Con este ejemplo tan sólo quiero decir que esa asignatura es una simple e infantil colección de engaños para que los niños sean unos buenos idiotas de pro.
El video me ha hecho correr hacia el inodoro, no pensaba tomarme un laxante y vas tú y me has administrado uno con total frialdad e indiferencia.
¡Qué cosa más chocha!
Recauchutados Industriales Gomez S.L. ¿Tienes tiempo para relajarte y dormir en tu búsqueda del alias definitivo?
Un abrazo.
Buen sexo.