domingo, 6 de diciembre de 2015

Feroz


No te rías cuando te digo que me la pones dura.
Dices que soy tierno.
A pesar de todas mis obscenidades. Me quieres demasiado, mi adorada.
Yo quería ser feroz...
Amándote me salen las cosas maravillosamente al revés.
Te voy a arrancar ese sujetador negro a bocados, maldita.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Una cosa no cancela la otra, sé que puedes muy bien ser ambas.

Pablo López dijo...

Gracias por no humillarme, anónimo.
Eres una buena y paciente persona.
Quien quiera que seas, tic-tac-tic-tac...