viernes, 30 de septiembre de 2011

La cándida felicidad


La felicidad eterna es un supositorio plástico rellenito de semillitas de mostazita.
(The Planet of the Mariconcillo's)

Tic-tac, tic-tac...

Buen sexo.
Iconoclasta

2 comentarios:

aragón dijo...

jajaja!
Madavillozo!

Iconoclasta dijo...

Zí, lo zé, mi deina.
Muaaaaaaaaaaaa...